25 mar. 2011

REIMS, capital del champán.

Al nordeste de Francia, con casi 200.000 habitantes, a orillas del rio Vesla y a 130 km de París, Reims es la ciudad donde se coronaban los reyes de Francia y donde se elabora el mundialmente famoso vino espumoso, más conocido como champagne o champán.

Town hall, Reims, France 2004-11-05.jpg

Dos mil años de densa vida han hecho de Reims una ciudad clave de la historia de occidente.
Ésta es la ciudad donde se coronaban los reyes de Francia, una urbe que muestra al visitante un elenco magnífico de monumentos Patrimonio Mundial de la UNESCO.
Entre ellos destacan la magnífica catedral gótica y la gran abadía de Saint-Remi, una de las joyas poco conocidas del románico final.

Reims ya era un enclave notable a la llegada de los romanos. Los galos de Rèmes se aliaron con Julio Cesar, y la ciudad quedó transformada en capitalidad de la provincia romana de Bélgica. También tuvo importancia en el momento de la llegada de los bárbaros. Saint-Remi, San Remigio, fue el obispo de Reims que bautizó a Clodoveo, rey de los francos, en la Navidad del 468, acto de consecuencias futuras, pues marcó la tradición de los coronamientos reales en Reims.
En el medievo, los coronamientos en el magnífico templo catedralicio, una joya del gótico, modelo de la catedral española de León, tuvieron una pompa inusitada. Hubo coronaciones de todo tipo, entre las famosas está la de Carlos VII, en 1429, en plena guerra de los Cien Años, con asistencia de Juana de Arco.
Tras el medievo, la ciudad ha pasado por buenos momentos económicos, lo que se traduce en la existencia de excelentes edificios y conjuntos arquitectónicos como el Hôtel de Ville( Ayuntamiento), el colegio de Jesuitas o la Plaza Real.
Aquí ganó Napoleón su última batalla, en 1814, y aquí se firmó la rendición alemana en 1945.
Reims es hoy una ciudad de buena calidad de vida, alegre y abierta, vinculada al arte y a la buena mesa. Es la ciudad de una obra maestra del gótico, de Saint-Remi y del champagne.

En 1991 fueron declarados sus monumentos (la catedral y St. Remis) patrimonio de la humanidad por la Unesco. Es una ciudad poco conocida por el turismo, pero que realmente merece ser visitada.

Hay que visitar:

  • La catedral, Notre-Dame de Reims es uno de los grandes templos del gótico. Fue iniciado en 1211, en el estilo marcado en Chartres. Su fachada es excepcionalmente esbelta, de líneas verticales e imponente estatuaria del siglo XIII.11ks7
  • En su fachada destaca la triple portada, poderosa y solemne, que hace rememorar los momentos en que los reyes de Francia pasaban por aquí para ser coronados.
    Toda la estatuaria es interesante, pero entre las piezas famosas del templo está el Ángel Sonriente, de la portada de la portada norte.

    En el interior asombra la esbeltez de su estructura. El resultado es que la luz interior de la catedral no es la clásica de los grandes templos góticos.
    La maravilla del gótico consiste en que la luz irreal de las vidrieras crea un ambiente interno en el templo que hace que la piedra pierda esa imagen pesada de piedra, lo que hace elevarse al edificio. 0interiordelacatedraldeyx0

    Durante la I guerra mundial sufrió daños gravísimos, que han sido reparados y hoy día, conserva todo su esplendor.

  • La Basílica de Saint-Remi es una abadía, fundada en el s. VI. Desde 553 ha conservado las reliquias de San Remigio, un obispo de Reims que convirtió a Clodoveo, Rey de los Francos, a la cristiandad.
  • Reims - basilique saint Rémi.JPG
  • El Palacio de Tau  es un palacio arzobispal. Se relaciona con los reyes de Francia, cuya coronación tenía lugar en la cercana catedral de Notre-Dame.
  • Otros lugares interesantes:

Hôtel de Ville. (Ayuntamiento)
El edificio de la municipalidad de Reims fue construido por Jean Bonhomme a partir de 1627, y es un ejemplo típico de la arquitectura civil de su tiempo. En su fachada destaca la figura ecuestre de Luis XIII.

Plaza Real. Diseñada hacia 1760 por Legendre. Integra una serie de edificaciones de notable dignidad y una estatua de Luis XV, de Pigalle.
Museo del Antiguo Colegio de Jesuitas.
En este colegio estudió Colbert. El museo alberga el Planetarium y un famoso reloj astronómico.
Museo de Bellas Artes.
En una vieja sede abacial y con colecciones destacadas de pintura. Destacan obras de Cranach y de Corot.

 En gastronomía, aparte del ya citado champán, hay que reseñar la galleta de Reims, pastelito crujiente espolvoreado con azúcar glasé de forma rectangular y de color rosa, que sirve para acompañar a una taza de té o una copa de champán.

+ INFO: http://viajesbaratos.escapadasfindesemana.net/reims-champan-notre-dame-y-mucho-mas-escapadas-y-vacaciones-en-francia/

23 mar. 2011

ROUEN, la ciudad de los cien campanarios.

 Rouen (Ruan) es la capital de la Alta Normandía, atravesada por el río Sena, con importante puerto fluvial y a 110 km de Paris.

 

Fue la segunda ciudad más importante de Francia durante la Edad Media, por lo que toda su zona central data de esa época y ha conservado desde entonces la arquitectura típica en esta zona.  Ruán fue la capital medieval de Normandía y tiene muchos edificios medievales entre los cuales está la espléndida catedral del siglo XXIII (restaurada después de los daños que sufrió en la Segunda Guerra Mundial) y la abadía de St Ouen, donde Juana de Arco estuvo prisionera. Actualmente Ruán es uno de los mayores puertos del país.

Para visitar:

  • CATEDRAL DE NOTRE-DAME: Es una de las más hermosas de Francia.  Fue consagrada en 1063 y destruida por un incendio en 1200, restaurándose en el S.XIII.
    La fachada es una espléndida página de piedra que ofrece una extraordinaria variedad de elementos, con un gran rosetón en su parte central. Tiene dos torres:
    • A la izquierda, Torre de St-Roman, en estilo románico primitivo, puesto que sólo el piso superior es del S.XV.

    • A la derecha, Torre de Beurre (torre de mantequilla), en estilo gótico flamígero de 1485.

    En la parte trasera, está la gran Torre del Crucero del S.XIII y rematada por una altísima aguja de 151 m. de altura.

  • CALLES PEATONALES: La mayoría de casas del casco antiguo tienen el entramado de madera, lo que hace que el pasear por sus calles sea un deleite.
  • PLAZA VIEUX MARCHÉ: (Viejo Mercado) es el centro neurálgico de la ciudad y fue renovada en 1970.  Aquí se pueden admirar las fachadas de las casas de madera que tanto impresionan al verlas.
  • MONUMENTO A JUANA DE ARCO: La heroína francesa fue capturada por los borgoñones, quienes la vendieron a los ingleses en 1430 durante la Guerra de los Cien Años, que la juzgaron como hereje y hechicera.  Aquí, en la Plaza Vieux Marché, Juana de Arco fue quemada viva el 30 de Mayo de 1431. En el mismo lugar donde se ubicó la hoguera, se levanta una cruz de 20 m. de altura.
  • ABADÍA SAINT QUEN: Su construcción se inició en 1318 en estilo gótico flamígero y se terminó en el S.XV.  La fachada es del S.XIX.  Por su tamaño e impresionante porte, con sus 130 m. de altura, muchos visitantes la confunden con la catedral.
  • GROS-HORLOGE: Junto con la plaza del Vieux-Marché, es un de las zonas más típicas y animadas de la ciudad.  Un arco sustenta el pabellón del Gros-Horloge, construido en 1527 en estilo renacentista, provisto de un reloj astronómico de dos esferas que data de 1389. Cada una de sus caras está provista de un valioso reloj en plomo dorado, que indica la hora con su única aguja, las figuras mitológicas de los días de la semana y las fases de la Luna.
  • TORRE JUANA DE ARCO, llamado también Donjon, es un torreón cilíndrico cuyos acabados de madera fueron reconstruidos el el S.XIX.  Es el único resto que queda del castillo levantado en 1205 por Fhilippe Auguste, rey de Francia.Sirvió de prisión a Juana de Arco durante el proceso de 1430 y hasta su suplicio en la hoguera.

  • RÍO SENA, divide la ciudad en dos partes distintas:
    • En la orilla derecha, el núcleo histórico.

    • En la orilla izquierda, la zona moderna, industrial y comercial, con el puerto fluvial.

    El Pont Corneille sirve de acceso a Isla Lacroix, que se encuentra rodeada por el cauce del río Sena.

    En Ruan hay que probar la sidra y el queso Camembert, que son de aquí.

    + INFO: http://elturistaoccidental.blogspot.com/2007/09/rouen-francia.html

19 mar. 2011

MONT SAINT-MICHEL, maravilla de occidente.

El Monte St-Michel es un islote de unos 900 metros de perímetro y 80 metros de altura. El río Couesnon, constituía la frontera entre los ducados de Normandía y Bretaña.

Los orígenes de la abadía se remontan al siglo VIII cuando el arcángel san Miguel se apareció a Abert, obispo de Avranches quien fundó aquí un oratorio. Sobre el monte se sucedieron hasta el siglo XVI edificios románicos y góticos. La magnífica fortificación de la abadía logró que nunca fuera tomada a lo largo de la historia. La construcción de los diferentes edificios es una auténtica proeza ya que, entre otras cosas, hubo que traer la piedra desde Bretaña o las islas Chausey.

La abadía constituyó a lo largo de los siglos uno de los lugares de peregrinación más importantes de Francia e incluso, durante la guerra de los Cien Años, los ingleses acordaban salvoconductos a los peregrinos para acceder al monte. 

De entre todos los edificios hay que destacar los que se denominan "La Merveille"(Maravilla). Se trata de una serie de edificios góticos que ocupan la fachada norte del monte: capellanía, sala de huéspedes, refectorio, sala de los caballeros y el claustro.MtStMichel2-2.jpg 

Desde el exterior los diferentes edificios ofrecen el aspecto de una imponente fortaleza aunque sin olvidar el carácter religioso de la mayoría de los mismos. La evolución del gótico es especialmente apreciable en todos los edificios del monte. 

Fue elegido Patrimonio Mundial por la Unesco en 1979, y es el  monumento religioso más visitado, y sin duda, uno de los parajes más bellos de toda Francia.

Monte Saint michel con la marea alta

 

El Monte Saint Michel es una pequeña isla unida al continente por una carretera (en el pasado el camino existente era cubierto por las aguas cuando subía la marea) donde se levanta una pequeña ciudadela medieval que conserva el mismo aspecto que hace siglos sobre la cual se levanta una impresionante abadía donde conviven el románico y el gótico en perfecta armonía.

Yendo por carretera, desde varios kilómetros antes de llegar ya se puede distinguir la imponente silueta del Monte San Miguel a lo lejos, destacando entre las llanuras de la Baja Normandía, y anticipando ya lo que nos encontraremos más adelante. Una vez nos vamos acercando a través de la carretera que une el continente con la isla, el Monte Saint Michel cobra aún más poder si cabe, y la abadía adquiere un aspecto sumamente impresionante, siendo increíblemente bello si el día está soleado, y algo tétrico si el día está muy frío y gris, pero en cualquier caso la estampa del Monte Saint Michel no dejará de impresionar y quedar grabada en la memoria de todos los que la visitan.

La historia del Monte Saint Michel tiene unos orígenes casi sobrenaturales, como la de muchos otros lugares de peregrinaje, y se remonta al año 708, cuando Aubert, obispo de Avranches, mandó elevar un santuario en honor al Arcángel San Miguel, después de que este hasta en tres ocasiones se le presentara en sueños para ordenarle levantar un templo en su honor. A partir de aquí el Monte Saint Michel comenzó a convertirse en un importante lugar de peregrinación, lo que llevó a que en la abadía se instalasen monjes benedictinos, y a que en la parte baja del monte se desarrollara un pueblo que vivía del comercio de velas (hoy en día las velas se han convertido en postales, tazas y demás artículos de recuerdos, restaurantes y hoteles que florecen por doquier y que desgraciadamente ponen un puntito mercantilista al Monte San Miguel). Con el paso de los años, el monte Saint Michel se convirtió en un importante punto estratégico militar, cobrando especial importancia durante la guerra de los 100 años, y jamás fue tomado por las tropas inglesas pese a sus incesantes esfuerzos por conseguirlo, lo cual convertía al Monte Saint Michel en un símbolo de esperanza y fe para los franceses en esos años de continua guerra. Desde la Revolución francesa hasta 1874 el Monte San Michel se convirtió en prisión, por lo que se le llamó también como la pequeña Bastilla,y en 1979 el Mont Saint Michel fue incluído en la lista de Patrimonio Mundial por la Unesco.

Lo que más fascina del lugar, es la fuerte variación de las mareas, que puede alcanzar los quince metros de amplitud, puesto que en marea baja, el agua se desplaza varios kilómetros mar adentro, quedando el monte todo rodeado de arena.  Sin embargo, cuando la marea es alta, todo el monte queda rodeado de agua, incluso el parking queda inundado.

+ INFO:http://mont-saint-michel.monuments-nationaux.fr/es/

17 mar. 2011

VANNES, ciudad amurallada medieval.

 

Vannes se ubica en la orilla septentrional del golfo de Morbihan, en el estuario del río Marle. Se encuentra a 15 kilómetros del océano Atlántico y cuenta con un puerto fluvial comunicado con el mar.

Bretagne les remparts de Vannes.jpg

Entre 1675 y 1689 el parlamento de Bretaña fue obligado a abandonar su sede habitual en Rennes, pasando a Vannes. Este hecho impulsó la edificación de nuevas construcciones, sobre todo en el sur de la ciudad. También se estableció una red de distribución de agua potable y se construyeron paseos arbolados que embellecieron la ciudad.

Lugares de interés:

  • La Muralla de Vannes, principal elemento del paisaje urbano, es testigo directo de 1.500 años de historia militar. A finales del siglo III, se instala una muralla al oeste de la ciudad galorromana, en la colina cercana de Mené. El trazado triangular del muro defensivo protege una superficie de unas 5 hectáreas. Más tarde entre 1370 y 1390 fue ampliada por el duque de Bretaña Juan IV, quien duplicó su extensión, finalmente en el siglo XVI se refuerza la muralla dotándolo de torres de defensa debido a las necesidades de la época.
  • La Puerta Prisión clasificada como monumento histórico desde mayo de 1912, es uno de los accesos más antiguos a la ciudad amurallada. En la Edad Media la llaman puerta de San Paterno, en honor al barrio sobre el que se abre. En el siglo XIV y a comienzos del siglo XV, la puerta y sus torres se dotan de matacanes y de bocas de fuego. Se trata de un gran ejemplo de puerta fortificada con un sistema de doble puente levadizo, uno para la puerta carretera y el otro para el paso de peatones.

 

  • La Puerta de San Vicente (Saint Vicent) clasificada como monumento histórico el 28 de julio de 1928, es sin duda la más prestigiosa de las seis puertas de la ciudad aún visibles. Se abrió entre 1620 y 1624 en la muralla que cierra la ciudad al sur, frente al puerto. En 1747, corroída por el salitre, fue restaurada por el ingeniero Duchemin, quien conservó la fachada barroca antigua. La estatua actual de San Vicente Ferrer, patrón de la ciudad, fue colocada sobre la puerta en 1891. Ese mismo año se decoró la parte central con el escudo de armas de la ciudad.
  • La Iglesia de San Paterno (Saint-Patern) data del siglo XI y está dedicada al primer obispo conocido de Vannes. A comienzos del siglo XVIII el edificio ya se encontraba en mal estado, pero hasta el desplome de la torre del campanario debido a un huracán en mayo de 1726 no se aprobó su reconstrucción. La reconstrucción se confió Olivier Delourme, quien digirió la primera fase de las obras de 1727 a 1728. A finales del siglo XVIII se prolonga la nave mediante dos crujías y comienzan las obras del campanario-porche, que no finalizarían hasta 1820.
  • La Catedral de San Pedro, situada sobre la colina de Méné, está clasificada como Monumento Histórico desde el 30 de octubre de 1906 y domina la ciudad amurallada. La reconstrucción de esta catedral románica comenzó en el siglo XV, ya que era demasiado vieja y pequeña para el peregrinaje de la época a la tumba de San Vicente Ferrer, fallecido en Vannes en 1419 y enterrado en el coro de la catedral. En el siglo XIX, el mal estado del edificio obliga a reconstruir la fachada occidental en estilo neogótico.
  • El Castillo Gaillard de inicios del siglo XV conserva su diseño original. Fue construido por Jean de Malestroit, canciller del duque Juan V, y como residencia refleja el rango social de su comanditario.Los cuatro niveles del palacio se erigen en una parcela estrecha y se reparten en dos edificios contiguos. Actualmente, en el Castillo Gaillard se exponen las colecciones prehistóricas, galorromanas y medievales del museo de historia de Vannes.

 

  • Casas del siglo XVI con entramado de madera en Vannes. La ciudad posee un importante patrimonio de casas con entramado de madera. Las más antiguas datan del siglo XV, aunque son escasas. Las más imponentes, debido a su meticulosa decoración, especialmente en los voladizos, datan del siglo XVI. En la calle Saint-Salomon o en el barrio de Saint-Patern pueden verse este tipo de casas, cuya planta baja se aprovecha para abrir tiendas. La estructura de estas casas consta de dos soportes verticales apoyados sobre soleras de madera horizontales.

+ INFO: http://www.lugaresdelibro.es/LdL-Vannes.html

16 mar. 2011

DINAN, ciudad medieval bretona.

Está situado a  76 m. de altitud, en el departamento Côte d'Armor, a orillas del río Rance.  Se encuentra a 60 Km. de Rennes.  Es la ciudad medieval mejor conservada de la Bretaña francesa.  A sus habitantes se les denomina los Dinannais.

El nombre de Dinan es el resultado de la contracción de dos palabras celtas "Dunos" y "Ahba": la colina de Ahna, dios de los vivos y de los muertos.  Su origen data del año 850, cuando Nominoe, primer rey bretón, al pie de una colina y a orillas del río Rance, instaló a unos monjes.  En el S.XI se creó un priorato.  En 1065 fue conquistado por las tropas de Guillaume le Conquérant.  En el S.XII pasó bajo la tutela del Duque de Bretaña.  Tras muchos ataques de los ingleses y tras la guerra de la Sucesión en 1488, deciden abrir sus puertas a los franceses.

 

Dinan Rance.JPG

Dinan es un  municipio situado al Oeste de Francia, en la región de la   Bretaña.   Situado   a  orillas   del  río   La  Rance,   es  una  ciudad fortificada  que mantiene intacto su aspecto medieval y su encanto. Se cree que fue habitada desde el neolítico pero el inicio de la villa fue la construcción, en  el  siglo  XI,   de  un  convento   benedictino.   Aquí instalaron una  de sus residencias los Duques de Bretaña pudiéndose
ver hoy en  día un trozo  del castillo  todavía en pie.  Las vistas, desde sus  murallas, del  valle de  La Rance,  son espectaculares.

 

La ciudad medieval que hay en el interior del recinto,  tiene 3 Km. de murallas, 14 torres de defensa y 4 puertas monumentales.

 Lugares de interés:

  • El Castillo de Dinan es una edificación compuesta por un torreón, que junto con la puerta forman parte de la extensa muralla que aún rodea la ciudad. Juan IV, duque de Bretaña, inició la construcción del torreón en 1384, formado por dos torres circulares unidas entre sí y con un foso que lo separa de las defensas colindantes y de la ciudad. El Castillo fue declarado monumento histórico en 1886.
  • La Iglesia de San Malo (Église de Saint Malo) del siglo XII es uno de los edificios más importantes del románico en la región de Dinan. Tiene una torre con chaflanes, construida entre 1866 y 1874, que respeta el espíritu de la arquitectura románica. Su clasificación en 1879 y la posterior intervención del arquitecto Corroyer, que trabajaba en Monte San Michel, permitió la conservación de cinco tramos de la nave. Los trabajos de reconstrucción terminaron en 1890.
  • La Basílica de San Salvador (Basilique Saint-Saveur ) está edificada en el siglo XII, y en ella se entremezclaron todos los estilos arquitectónicos, el románico, el gótico y el barroco. La fachada oeste y el muro sur son de estilo románico-bizantino del siglo XII. La nave, el crucero, la bonita capilla lateral sur y el coro son de estilo gótico del siglo XV y el campanario, de construcción piramidal, es del siglo XVIII.
  • La Torre del Reloj (Tour de l’Horloge) del siglo XV y de 45 metros de altura, contiene una campana ofrecida a la ciudad por Ana de Bretaña, que data del 1507. Esta abierta al público y desde arriba de la torre se obtienen unas magníficas vistas de la ciudad.

  • La Calle de Jerzual (Rue de Jerzual) que une el puerto con la ciudad, es sin lugar a dudas la calle más importante de la ciudad, ya que antaño era el acceso principal al centro de Dinan. Es una calle estrecha con un fuerte desnivel. Al final de la calle se encuentra la Puerta de Jerzual, una torre de vigía del siglo XIII.
  • Place de Cordeliers. Aquí se encuentran las casas del S.XV y que están construidas en voladizo y pisos en falso, realizadas por calafates que recuerdan a los castillos de popa de los navíos del rey.
+ INFO: http://www.dinan-tourisme.com/index.php?langue=sp

15 mar. 2011

RENNES, capital de Bretaña.

 

La capital de la Bretaña es una ciudad llena de contrastes. En su centro histórico se unen la madera, pintada con mil colores, y la piedra; casas medievales llenas de encanto y suntuosos edificios dieciochescos, como el Palacio del Comercio, al más puro estilo parisino.Rennes place de la République DSC 4521.JPG

La Rennes medieval estaba totalmente construida en madera, material que se extraía de los frondosos bosques que rodean a la ciudad. En la actualidad, Rennes - junto a Vannes y Dinan - conserva los más antiguos ejemplos de arquitectura de madera de toda la región, a pesar del fatal incendio que se desató en la noche del 21 de diciembre de 1720 y devastó gran parte del casco antiguo.

Tras la catástrofe, el corazón de Rennes fue reconstruido siguiendo esquemas dieciochescos, con calles rectas y edificaciones en piedra.

     De ahí el extraordinario contraste que hoy se puede apreciar, con calles en las que una parte está construida en madera e inmediatamente después aparece la piedra, quedando así claro hasta dónde llegó el fuego destructor.

También de la época medieval datan las Puertas Mordelaises, único vestigio que se conserva de la muralla que rodeaba a toda la ciudad.

     En 1562, tras la anexión de la Bretaña al reino de Francia, Rennes obtuvo el privilegio de convertirse en sede del Parlamento de Bretaña, lo que se tradujo en un mayor esplendor.

Se encuentra en el corazón de un área urbana de 550 000 habitantes, repartidos entre unas 30 comunidades periurbanas. A 300 km de Paris, en el corazón de Bretaña, es una ciudad estudiantil con mucho ambiente, pero con una lluvia casi constante. Se habla, además del francés, el bretón (galó) que se enseña en la escuela y su número de hablantes va aumentando.Archivo:Rennes-031-1.jpg

La ciudad de Rennes es una de las ciudades más pequeñas del mundo con línea de metro.

Goza de un clima oceánico, con inviernos templados y húmedos, y veranos secos y moderadamente cálidos.

Rennes cuenta además con amplias zonas verdes, como el Parque Thabor y el entorno del canal de Îlle et Rance, ideales para pasear cuando la - casi constante - lluvia característica de la región deja paso a unos rayos de sol.

     Aunque, si lo que se desea es mezclarse con la multitud, nada mejor que acudir el sábado por la mañana al mercado de la Place des Lices, para disfrutar con los olores y el colorido de la fruta fresca y las flores.

     En la actualidad, la Rennes periférica es una ciudad moderna y funcional; sus dos universidades, con 60.000 estudiantes, son un foco importantísimo de investigación y desarrollo para toda la región.

 

Rennes, capital regional de Bretaña, ha conservado sus calles medievales, estrechas y sinuosas, milagrosamente preservadas del gigantesco incendio de 1720. Sus dos plazas reales, sus edificios públicos y su gran cantidad de palacetes también expresan la elegante solemnidad de la ciudad reconstruida en el s. XVIII según los planos de Jacques Gabriel. También es una ciudad joven que vio nacer a muchos grupos que marcaron el paisaje musical francés entre los años 1985 y 1990. Rennes cuenta con 80 edificios, o partes de edificios, clasificados oficialmente como Monumentos Históricos, entre ellos su importante casco viejo, en el que se puede contemplar callejuelas enteras flanqueadas de casas del siglo XVI, con fachadas de entramado de madera.Archivo:Rennes 12ruedelaPsalette.jpg

Entre otras atracciones arquitectónicas medievales y renacentistas, se pueden citar las puertas Mordelaises, entrada amurallada a la antigua ciudad medieval, las iglesias góticas de Saint-Aubin y Saint-Germain, la catedral Saint-Pierre de estilo barroco, y la capilla renacentista Saint-Yves, que alberga la oficina de turismo de la ciudad.

Rennes tiene la particularidad de tener dos plazas mayores del siglo XVIII: la plaza del Ayuntamiento, donde se encuentra también la ópera de Rennes, y la plaza del Parlamento de Bretaña, que marcó profundamente la historia de la ciudad. La plaza de la República es dominada por el imponente Palacio de Comercio, ocupado en la actualidad por la oficina central de correos. En el centro de la ciudad, el parque del Thabor se compone de un jardín a la francesa, otro a la inglesa, y un nutrido jardín botánico.Archivo:Parlement de Bretagne DSC08926.jpg

Otros edificios de interés del siglo XX son la piscina Saint-Georges, primera piscina con calefacción de Francia (inaugurada en 1923) y decorada con mosaicos de Isidoro Odorico, el centro cultural Les Champs Libres, donde se encuentra el Museo de Bretaña, el Teatro Nacional de Bretaña y las torres de viviendas Les Horizons, uno de los primeros rascacielos franceses, construido en 1970.

+ INFO: http://es.franceguide.com/ideas-de-vacaciones/turismo-en-ciudad/descubra-las-ciudades/rennes/home.html?NodeID=245

13 mar. 2011

SAINT- MALO, la ciudad corsaria.

Es una ciudad costera situada en el departamento Ile-et-Vilaine, bañada por el Océano Atlántico.  Sus habitantes no se consideran ni franceses ni bretones, sino de Saint-Malo, por lo que se denominas los Malouins. Colonizaron las islas Malvinas, de ahí su nombre.Saintmalo.jpg

Fue fundada en el S.XII y debe su nombre al monje galés Mac Low, que en el S.VI se convirtió en obispo de Alet, antigua cuna de la ciudad actual.  En 1395 se sometieron al rey Carlos VI de Francia, quien les concedió la exención del pago de derechos portuarios.  En 1590 sus habitantes, que eran católicos, se negaron a ver cómo subía al trono de Francia, Enrique de Navarra que era protestante, por lo que asediaron el castillo y se declararon "República independiente" durante cuatro años, hasta la abjuración del rey Enrique IV.  En 1661 sufrió su primer gran incendio.  En los S.XVII y XVIII alcanzó una prodigiosa prosperidad gracias a sus navegantes que armaron buques para las Indias, China, África y las Américas.  Durante la Segunda Guerra Mundial en 1944 quedó destruida casi en su totalidad la zona intramuros.

Como consecuencia de los incendios y de la destrucción de 1944, sólo se ha conservado dos o tres ejemplos de construcciones en madera.  La ciudad ha sido reconstruida en sus tres cuartas partes con absoluta fidelidad.

El explorador de Canadá Jacques Cartier era de originario de la ciudad. Hoy día, Saint-Malo vive por y para el turismo, siendo la ciudad más visitada de Bretaña y tiene ferrie directo a Gran Bretaña.

Hay que ver:

  • TORREÓN DEL HOMENAJE. Se encuentra junto a la Porte St. Vicent y fue construido en el S.XV con forma de herradura. Es conocida como la "Gran Torre del Homenaje del Duque Jean V". Pertenece al castillo construido por los Duques de Bretaña y en 1590 fue asediado por los habitantes de la ciudad, declarándose "República independiente" durante cuatro años.  La ciudad que se encuentra en el interior amurallado se llama "Intramuros".
  • GRANDE PORTE. Fue construida en 1582 y está flanqueada por dos gruesas torres gemelas.
  • PORTE ST. VICENT. Fue construida en 1709 y está considerada como la puerta principal, por donde acceden la mayoría de sus habitantes.
  • FORT NATIONAL. Fue construido en 1689 por Garangeau de acuerdo con los planos de Vauban, sobre un pequeño islote que se encuentra cerca de la orilla.  Se puede acceder andando cuando baja la marea.
    Garangeau también construyó otros fuertes sobre islotes próximos (Fort du Petit Bé, Fort de la Conchée ...) haciendo así que las entradas del puerto resultaran imposibles de tomar.
  • ESTATUA DE ROBERT SURCOUF. Fue un famoso corsario de Saint Malo (1773-1827) que contribuyó a la riqueza de su ciudad natal.  Acosaba a las naves inglesas en India y después de hacer fortuna volvió a la edad de 35 años.
  • CATEDRAL SAINT-VICENT. Fue construida en el S.XII en estilo gótico. Tras su destrucción parcial en 1944, fue pacientemente restaurada y provista de unas notables vidrieras y de una alta aguja de granito inspirada en un modelo antiguo, que ha venido a sustituir a la que se levantó en el S.XIX. En 1972 se volvió a abrir de nuevo al culto.
  • PUERTO DEPORTIVO. Junto a la muralla de Intramuros se encuentra el Puerto Deportivo en la dársena Vauban, que está repleto de embarcaciones de recreo.
    Junto a esta dársena, están las de Bauvet, Jacques Cartier y Duguay Trouin.
  • PLAYA SAINT-SERVAN. Junto a la pequeña playa situada a 1 Km. del puerto, se extiende un extenso núcleo urbano protegido por el Fort de la Cité de 1759, donde los alemanes opusieron en Agosto de 1944 una resistencia desesperada.
  • TORRE SOLIDOR. Se encuentra en Saint-Servan y data de 1382.  Consta de tres torreones cilíndricos dispuestos en triángulo.  Al igual que el castillo, Juan IV la hizo construir, no para proteger a los habitantes de Saint-Malo, sino para vigilarles.Archivo:Saint-Malo Panorama.png

Y después de pasear por la ciudad, hay que comer ostras, no son muy caras y las mejores son las de Saint-Malo.

+ INFO: http://usuarios.multimania.es/dafne76/smalo-es.htm


     

     

12 mar. 2011

COLMAR, Capital del vino de Alsacia.

Situada en la frontera con Alemania y Suiza, la región de Alsacia está dividida administrativamente en 2 departamentos, uno al norte del río Rin, con capital en Estrasburgo, el Bajo Rin y el otro más al sur, el Alto Rin que tiene Colmar como capital. Si toda la región de Alsacia es famosa en el mundo por su vino, Colmar se destaca  como ciudad de los pescados y la presencia de pescaderías en todas partes de la ciudad lo demuestra. En el ámbito turístico, Colmar es famosa gracias a las arquitecturas antiguas góticas de sus casas, adornadas con flores y rodeadas de canales:  « la Pequeña Venecia ».France Haut Rhin Colmar 01.jpg

El centro de la ciudad antigua, bien conservada, alberga varios edificios, a veces de gran tamaño, de estilo gótico alemán y primer Renacimiento, así como un número de antiguas iglesias, entre las cuales está la colegiata de San Martín (del siglo XIII) como la mayor y más notable.

 

A visitar:

La parte vieja de Colmar es la atracción principal . Es  hermosa y  bien preservada.

  • Casa de las Cabezas: un edificio del renacimiento adornado con las caras, y la casa de Pfister, una casa de madera , una de las más viejas de Colmar.
  • El artista local del siglo XV Martin Schongauer pintó la que se considera su obra maestra, La Virgen de las Rosas, en la Eglise des Dominicains (iglesia de los dominicos).
  • El famoso Retablo de Isemheim , de Matthias Grünewald es el tesoro más destacado albergado en el Museo de Unterlinden de la ciudad. Dicho museo, abierto en 1853, está instalado en el antiguo convento de la orden dominicana de "Unterlinden" (que significa "bajo los tilos").Mathis Gothart Grünewald 022.jpg
  • Museo de Bartholdi , dedicado al escultor de la estatua de la libertad, que era de Colmar.
  • Pequeña Venecia , pequeña esquina de la ciudad, con los canales pequeños evocadores de Venecia.

 

Una vez por año, en el mes de agosto, Colmar alberga la Feria de los vinos.

Por la cercanía de Estrasburgo, Colmar bien merece una visita y continuar por la Ruta del Vino de Alsacia, parando en algún pueblecillo para ver el paisaje y degustar sus caldos.

+ INFO: http://www.tourisme-alsace.com/es/

ESTRASBURGO, en el corazón de Europa.

Estrasburgo, en el valle del Rin, tierra de disputa histórica entre dos grandes núcleos de poder, es hoy una hermosa ciudad que simboliza el encuentro de Europa. Strasbourg - Ponts Couverts vus de la terrasse panoramique.jpg

Aparte de ser sede de importantes instituciones europeas, es la capital del valle medio del Rin, el lugar-base idóneo para descubrir desde allí Alsacia, Baden, la Selva Negra y los Vosgos.

Su nombre deriva del alemán y viene a significar ciudad-calle, ciudad-carretera, con lo que se muestra una vocación histórica, la de ser punto de paso de las comunicaciones que conducen del Báltico al Mediterráneo, y de la Europa Central al corazón de Francia.

Desde muchos kilómetros Estrasburgo es visible por la altísima flecha de su catedral, de piedra rosada, imagen que demanda una preeminencia territorial.
Pero junto con la magnífica catedral gótica, Estrasburgo tiene otros muchos monumentos, aunque su atractivo más popular es la Petite France, una de las zonas más tradicionales de la ciudad, con una magnífica edificación alsaciana, donde se junta el encanto de las casas tradicionales con el colorido de las balconadas y el ajetreo de los canales.
Estrasburgo es una ciudad que dedica un 20 por ciento de su presupuesto a la cultura, por lo que es fácil hallar museos atractivos y actos de interés. La ciudad está volcada hacia el peatón y la bicicleta, por lo que el paseo por la misma resulta especialmente tranquilo.

Ciudad libre durante algún tiempo y vinculada a Francia y Alemania en otros momentos históricos, Estrasburgo acoge en la actualidad a diversas instituciones europeas y simboliza la unión continental, al ser síntesis del espíritu germánico y latino.

Estrasburgo alberga al Consejo de Europa y sus 22 instituciones europeas afiliadas, es sede de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, de la comisión y del secretariado. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos tiene sede en la ciudad junto a la farmacopea Europea. Estrasburgo sede designada por la Unión Europea (UE) para instituciones y organismos propios, como el Parlamento Europeo y la oficina del Defensor del Pueblo Europeo, el centro de control audiovisual europeo, la Escuela Europea de administración y la sede de Europol, policía europea así como también de otros organismos europeos especializados como el Eurocuerpo, mando militar europeo.Archivo:StrasbourgWaken.JPG

Con más de 1 millón de habitantes, Estrasburgo es desde la antigüedad un importante centro de comunicaciones, especialmente fluvial, albergando el segundo puerto en importancia sobre el río Rin, siendo éste el río más transitado del mundo. Ciudad universitaria con más 55 000 estudiantes, tiene numerosas escuelas nacionales, siendo el mayor polo de estudios de tercer grado del país.S u centro histórico está declarado Patrimonio Unesco de la Humanidad desde 1988 y su actividad turística es muy intensa.

Alsacia es una región, entre los montes Vosgos y el río Rhín, que ha sido continua disputa entre Alemania y Francia. Desde la II Guerra Mundial, pertenece a Francia, aunque la lengua (alsaciano), la gastronomía, las tradiciones, las costumbres, etc. son alemanas. Hoy día, es sede de muchas instituciones europeas, que le confieren el título de “corazón de Europa” (Reconciliación franco-alemana).

A visitar en Estrasburgo:

  • La Gran Isla, el centro histórico de Estrasburgo, es una isla en el río Ill (afluente del Rhin). Fue nombrada por la Unesco, Patrimonio de la Humanidad en 1988. Se  consideró que la Grande Île es «un barrio antiguo ejemplo de ciudad medieval».

Eglise St Thomas - Strasbourg.JPG

Aquí se encuentra la catedral de Estrasburgo, por la que la ciudad es conocida principalmente, realizada en piedra arenisca y que ostenta un famoso reloj astronómico. Se trata de la cuarta iglesia del mundo en altura y un ornamentado ejemplo de la arquitectura gótica del siglo XV.

Hay otras iglesias medievales que han sobrevivido a las muchas guerras y destrucciones que han plagado la ciudad:

  • La Iglesia de San Esteban (Église Saint-Etienne).Románica. 
  • La Iglesia de Santo Tomás (Église Saint-Thomas).
  • La Iglesia de San Pedro el Joven (Eglise Saint-Pierre-le-Jeune Protestant), gótica.
  • La iglesia de San Pedro el Viejo (Saint-Pierre-le-Vieux Catholique),neogótica.
  • Calles medievales típicas con casas renanas, edificios en madera blanca y negra, en el distrito Petite France y la plaza Kleber.

  • Entre los numerosos edificios medievales seculares destaca la monumental Ancienne Douane (Aduana antigua).
  • Los Puentes Cubiertos y la terraza panorámica de la Presa Vauban.
  • La plaza de la República y sus monumentos majestuosos edificados durante el período alemán (1871-1918).
  • El barrio de las instituciones europeas (Consejo de Europa, Palacio de los Derechos Humanos, Parlamento Europeo).´
  • El Palacio Rohan (siglo XVIII) y sus museos.
  • El museo de Arte Moderno y Contemporáneo.
  • El Parque del Invernadero.
  • Las “brasseries“ y los “winstubs“, pequeños restaurantes típicamente alsacianos.

La ciudad es abarcable caminando para poder visitar todos sus monumentos y es recomendable tomar un bateau-mouche (barco-mosca) que te llevará por todos los canales hasta el barrio europeo.

Por la noche, pasear por la Petite France y comer en un winstuf (pub alsaciano) probando el choucrut, la tarta flambeada y el vino alsaciano. También, probar las cervezas del lugar en un bierstub (casa de la cerveza). Recomendable es l'Académie de la Biere en 17 rue Adolphe Seyboth.

+ INFO: http://www.otstrasbourg.fr/rubrique.php?id_rubrique=25&lang=es

    Escribe aquí la descripción del vídeo